Chateau 1525: toda una escuela de Artes Culinarias

Su historia es muy particular, es un restaurante pero al mismo tiempo funciona como un laboratorio donde se forman los alumnos de la Escuela de Artes Culinarias, nos referimos a Chateau 1525.

Funciona en una de las casas más antiguas de San José, fue construida en 1936 para el embajador de Holanda Abraham Salomons, luego  comprada por el doctor Álvaro Gallegos, las rejas pertenecieron a un hospital psiquiátrico, había una fuente, un mural que tenía pintado un molino, las ventanas conservan una curvatura propia de la arquitectura de la época, en fin, el sitio es toda una joya.

En 2004 la familia Gallegos le vendió la propiedad a José Salom, quien estudió hotelería,  él abrió las puertas de Chateau 1525, un lugar donde los comensales pudieran degustar lo mejor de la comida europea, principalmente francesa, con ingredientes ticos, de inmediato el lugar fue un éxito, al punto que comenzaron a posicionarse como sitio para eventos corporativos, algo que comentaremos después.

Su padre William Salom es todo un visionario y expresó la necesidad de diversificar el negocio, estuvieron en comedores institucionales, centros de oficinas y hasta en un colegio privado.

“Decidimos enfocarnos en un instituto culinario, nosotros somos educadores, mi papá fue uno de los fundadores de la Universidad Interamericana, como vimos la demanda se abrió el Instituto Politécnico donde se imparten Artes Culinarias y carreras con énfasis en tecnología de la información”, expresó Salom.

La carrera fue un éxito ya que en ese momento estaba iniciando el auge de la gastronomía en el país, toda la parte práctica se realizaba en Chateau.

Chateau 1525 da un nuevo giro

Ante la demanda de los estudiantes y la necesidad de profundizar conocimientos decidieron que el local funcionara como un restaurante de aplicación y eventos, es decir, ahí el alumnado iba a realizar prácticas.

Según Doris Hidalgo, directora de la carrera, quienes ingresan reciben una educación integral, desde el primer cuatrimestre entran al área de cocina donde eligen entre pastelería o mesa caliente, en cada cuatrimestre tienen que hacer ciertas horas de trabajo, por lo que aprenden a ser saloneros (llevar el azafate, tomar la orden, poner una mesa) o la manera correcta de lavar los platos.

“Hay una materia en dónde se enseña cómo manejar los inventarios, también se hace énfasis en la parte administrativa, se explica cómo darle forma a un proyecto como un café o un restaurante, que salgan con la idea lista para montar su negocio, incluso hay muchos que siendo alumnos tienen sus empresas”, señaló Hidalgo.

La parte de Administración es vital, quienes se forman aprenden de Recursos Humanos, temas de finanzas y de manejo de proveedores, incluso un estudio de una universidad de Suiza reveló que los egresados del Politécnico tienen muy buena aceptación por parte de los empleadores.

Eventos

Actualmente Chateau funciona como escuela, restaurante y centro de eventos, en el caso del restaurante tienen un menú establecido, son tres entradas y tres platos principales, todos preparados por los estudiantes: la corvina y el chiliguaro que es un tartar de corvina con áspic de chiliguaro y crocante de arroz negro, el olor es delicioso.

También le ofrecen una croqueta de arracache en salsa de sofrito en costra de chicharrón y el Hosdashi en infusión de hongos ostra y pavé de pescado del día.

En los platos fuertes hay lomito de res Sous Vide en hojaldre con Duxelle de hongos y salsa Bernaise, lechón braseado con tocineta con rollo de zuccini y puré de plátano maduro; por último un Mahi Mahi al zacate que es un pescado dorado en costra de zacate de limón y almendras, puré de remolacha y coliflor a la mantequilla.

Están abiertos para eventos sociales y corporativos, igual tiene un menú mediante el cual el cliente escoge, pero como lo expresó Salom si el interesado quiere un tema como comida mexicana o peruana por ejemplo, se le hace un menú especial. De igual forma se organizan festivales gastronómicos para que la población deguste distintos platillos.

También están incursionando en la cerveza artesanal, se llama Rancho Humo y tienen ocho estilos, ahora están en un cambio de imagen.

Si usted desea ir al restaurante atención a los horarios, de lunes a miércoles es con reservación, mientras que jueves y viernes es noche libre, atienden de 7 pm a 10 pm.

En el caso de eventos, si es corporativo puede enviar un correo a alejandra.araya@chateau1525.com, para más información acerca de la carrera puede buscar el Instituto Politécnico.

Concepto muy interesante, una infraestructura que encanta y literalmente una escuela de futuros empresarios gastronómicos, además de una buena comida lo esperan en Chateau 1525.

Dirección: San José, detrás de la Biblioteca Nacional

Teléfono: 2248-9337/ 2233-2233

Facebook: Chateau 1525

Fotografías Luis Gámez Camacho y Chateau 1525

 

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *