Las “águilas” Imperial vuelan en camión híbrido

*Fotografías cortesía de FIFCO

 

En línea con el compromiso de FIFCO de reducir las emisiones de carbono que genera su operación, Imperial adquirió su primer camión híbrido para transportar sus cervezas, esta tecnología permite sustituir parte del diésel de los camiones con energía eléctrica generada en el mismo camión durante el frenado y compresión del motor, manteniendo la funcionalidad y eficiencia en la logística de distribución, pero con un menor impacto ambiental, ya que reduce en un 37% el dióxido de carbono emitido a la atmósfera, en comparación con su equivalente convención de diésel.

Luego de una prueba piloto durante dos meses donde se midió y verificó el rendimiento y funcionalidad del nuevo camión, se llegó a la conclusión de que esta tecnología que llega al país gracias a Grupo Purdy Motor, generó los resultados esperados.

“Imperial es la marca abanderada de FIFCO en su estrategia ‘Air Brands 2020’, que busca que sus marcas sean tan livianas como el aire en términos de su huella social y ambiental, no sólo reduciendo y compensando su impacto, sino más bien generando valor positivo a la sociedad y al medio ambiente. La adquisición de este camión -la cual disminuye la huella de carbono relacionada a la distribución de Imperial- se suma a las iniciativas que la marca ha hecho para llegar a esta meta en el año 2020”, comentó Juan José Altmann, Gerente de Cerveza Imperial.

Gisela Sánchez, Directora de Relaciones Corporativas de FIFCO, manifestó que conforme se vayan desarrollando nuevas tecnologías, la infraestructura requerida en el país y de ser posible legislación nacional e incentivos necesarios, quieren seguir incorporando nuevas tecnologías de esta naturaleza en los procesos de producción y distribución.

En marzo del 2017, Imperial declara ser la primer cerveza Agua Positivo del mundo, en octubre lanzó su programa de voluntariado “Águilas al Rescate” para todos sus consumidores y demás públicos de interés, ha protegido 400 hectáreas de bosque en cuenca alta de Barva y Península de Osa. Asimismo, hay una reducción del agua utilizada para su producción en un 15% durante el 2017,  7,2 litros de agua menos por cada litro de cerveza producido desde el 2005, reciclaje en todos los eventos masivos, agenda para retorno de envases y apoyo a la comunidad de Palmares para desarrollar los parques recreativos.

(Visited 3 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *