Maridaje: buscando la combinación entre vino y comida

Dicen que los vinos tintos van con carne roja, los blancos con pollo y pescado, mientras que los rosados con postres, sin embargo, esta regla no es del todo cierta, ya que depende del tipo de vino una comida lo neutraliza o magnifica su sabor, esto es lo que se conoce como maridaje.

mde
mde

Carmen de Aguirre, enóloga española, comentó que esta palabra proviene del francés mariage, que significa matrimonio, o sea, buscar la combinación entre sabores, aromas, texturas y buena compañía.

Son tres los tipos: complementación, por contraste y regional. Complementación significa que el sabor del vino y de la comida es similar; contraste es cuando bebida y alimento son totalmente diferentes y resalta o enfrenta a uno de los dos; mientras que el regional es un vino típico de un lugar con una comida igual de esa zona.

Uniendo vinos y comida

 

Los vinos blancos combinan muy bien con el pescado, un blanco suave se puede acompañar con pescado frito, si es al horno lo ideal es un blanco con cuerpo, de crianza, seco y acidez moderada.

Si va a ingerir una entrada fría y/o una ensalada, el blanco seco es la mejor opción; mariscos y crustáceos se acompañan con blanco secos o muy secos; el blanco con crianza combina con pastas al pesto; los jóvenes con aroma a frutas van con salsas marineras, con mejillones o almejas, algunos pueden ser Macabeo, Sauvignon Blanc o Verdejo.

En el caso de los vinos rosados, el salmón o el atún van a saber muy bien con un seco o semiseco; la comida india se puede acompañar con vinos con poco alcohol, ácido y frutal, esto por la gama tan grande que presenta la gastronomía.

mde
mde

Si usted es amante de las carnes condimentadas, el vino tinto es la mejor opción, ojalá uno potente y con concentración; si se inclina por pollo con sofrito de tomate, cebolla y aromas, el Tempranillo es ideal; si es con hongos, salsa de moras y papa asada, el Merlot o el Cabernet Sauvignon.

Pareciera que una tarde o noche de vinos no está completa si una tabla de quesos, los vinos blancos coinciden con los quesos suaves y de sabores fuertes; los tintos van de la mano con los quesos duros.

Algunas reglas más del maridaje nos las explica Carmen de Aguirre:

Y si quiere ser un buen anfitrión, a continuación le explicamos cómo abrir de forma correcta una botella:

 

 

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *